BRUNO MARS “24K MAGIC WORLD TOUR” x Justin Cats

BRUNO MARS “24K MAGIC WORLD TOUR” x Justin Cats

Música, es esa fuerza que puede contra cualquier mal y que potencializa cualquier bien. Es esa energía que nos recuerda lo que es estar vivos y disfrutar del momento. Es esa herramienta que conecta nuestros sentidos y nos lleva al punto máximo de euforia.

De ahora en adelante cada vez que hable sobre música voy a pensar en Bruno Mars, él es un ejemplo de energía, fuerza, euforia y un sinfín de cualidades. En la noche del 5 de diciembre del 2017 se presentó en Bogotá, Colombia con su “24K Magic World Tour” frente a más de 35.000 personas y plasmó una huella en la historia de los conciertos en el país.

Pero bueno, vamos a empezar con lo primero, los teloneros DNCE. La banda liderada por Joe Jonas (uno de los integrantes del popular trio Jonas Brothers) tenía un reto bastante grande: contagiar con su música a los fervientes hoolingas (fans de Bruno Mars) que esperaban ansiosamente por el intérprete de “The Lazy Song”. Con una gran actitud, Joe, Jinjoo, Jack y Cole lograron transmitir su energía al público colombiano. Hubo saltos, piruetas, gritos, euforia y mucha alegría durante “Kissing Strangers” y “Cake By The Ocean”, los dos hits más grandes de la banda. Pero sin duda alguna el momento épico de su presentación fue cuando interpretaron el gran éxito de las Spice Girls, “Wanna Be”, en una versión bastante alternativa con mucho rock.

Con un agradecimiento especial y una ondeada de la bandera colombiana terminó la presentación de DNCE y automáticamente dos telas gigantes cayeron sobre el escenario, anunciando que el plato fuerte estaba por llegar.

Una oscuridad absoluta seguida por un arcoíris de luces le dio la bienvenida al “24K Magic World Tour” y entre un grupo de talentosísimos músicos apareció ¡Bruno Mars! Interpretando “Finesse”, una canción llena de la alegría que lo caracteriza y que paradójicamente llenaba de incredulidad a todos los asistentes, pues no podíamos creer que teníamos en frente y en el mismo espacio a esta gran estrella de la música.

El éxito multi-platino “24K Magic” se hizo presente en la capital Bogotana mientras que personas de todas las edades bailaban al ritmo de este himno. “¡Esta es una gran noche porque es nuestro primer concierto en Colombia!” gritaba Mars junto a una sonrisa que iluminó todo el escenario, de esta manera le dio apertura a una de las noches más especiales del año, algo que jamás olvidaremos.

“Treasure” llenó de emoción a todo El Campín, la gente la cantó a un solo coro. La magia invadía el lugar, pero no había magia más poderosa que su voz. Las notas que alcanzaba, la pasión con la que cantaba y las sonrisas que nos entregaba, fueron un regalo para todos los que allí estábamos.

Ver a Bruno Mars durante “Perm” era algo casi irreal, los movimientos de ese hombre y su manera de bailar es algo que no se puede escribir, ¡hay que vivirlo! En ocasiones uno reflexionaba (sé que ustedes también lo hicieron) sobre el concepto de ‘bailar’ que se tiene en nuestro país, porque sin duda este señor es un maestro de la pista de baile y le da sopa y seco al que sea.

“Calling All My Lovelies” fue la cuota romántica de la noche. “Te quiero mucho mi chica” recitaba Bruno mientras la gente enloquecía (me incluyo) al escucharlo cantar en nuestro idioma.

En “Chunky” Mars exploró esa sensualidad que lo caracteriza, y es que la sensualidad de Bruno (porque existe, es real, hay que decirlo) tiene nada que ver con lo vulgar. Es una sensualidad tan pura, tan artística, que ni siquiera los hombres pueden ignorarla. Es algo que exuda de su mente, alma y cuerpo.

“That’s What I Like” se sentía como la primera canción del concierto, la energía de Mars estaba intacta y la de los asistentes también. No existió ni una sola alma que no se gozara este momento. En “Versace On The Floor” Bruno no paraba de sonreír ¿o acaso era yo, o fueron ustedes? A lo mejor todos sonreímos, incluyéndolo a él. Es lo mínimo que se puede hacer cuando se presencia un talento como este.

“Marry You” una de sus canciones más populares y amadas por sus fans, nos hacía soñar una y otra vez con casarnos con él, mientras el suelo retumbaba gritando “Yes! Yes! Yes!”. En “Runaway Baby” Bruno desafió al público colombiano: “si ustedes se callan nosotros nos callamos”. Por supuesto no estábamos dispuestos a perder este reto así que una vez más le demostramos de qué estamos hechos al llenar el recinto de gritos y aplausos.

“When I Was Your Man” trajo la nostalgia al concierto, con una luna llena que brillaba sobre todo el estadio. Muchos nos transportamos con esta canción: Personas, momentos y recuerdos nos hicieron soltar una que otra lágrima, pero no había campo para la tristeza, todo era alegría con su música entre nosotros.

Un espectacular solo de piano llenó de euforia a todos los asistentes mientras que el pequeño Bruno demostraba su grandeza a través de la guitarra e interpretaba la legendaria “Grenade”. Esta canción fue un regalo pues no la cantaba desde una de sus fechas en Brasil. Personalmente esta es mi favorita de él, así que podrán imaginarse mi inesperada reacción en ese momento.

Como si las cosas no pudieran ser mejor “Locked Out Of Heaven” se hizo presente en la capital, y puedo asegurar que todos la cantamos a grito herido, mientras Mars y su grupo de músicos realizaban una de las coreografías más impecables y maravillosas de la noche.

“Te amo Colombia“ decía Bruno mientras tomaba un cartel del público que plasmaba el mensaje ‘I♥U’. Previo a su gran éxito “Just The Way You Are”, Mars le dedicó la canción a todo el país, haciéndonos sonreír como nunca. El carisma de este artista es algo que jamás había visto, en su rostro se podía percibir como disfrutaba darnos este concierto, este show. Ahora entiendo porque más allá de su voz o sus bailes, es comparado con el legendario rey del pop Michael Jackson.

Bruno es un artista que lo da todo, el no deja nada a medias y cuando regresó justo para el encore e interpretó “Uptown Funk” nos dimos cuenta que el lugar que tiene el mundo de la música lo logró porque se lo ganó, con esfuerzo, pasión y mucha dedicación (ya, me sentí como reina).

Una lluvia de juegos pirotécnicos le dio la despedida a todos los asistentes del “24k Magic World Tour”, una de las mejores noches de la vida. Niños, jóvenes, adultos, todas las personas, una vez más se unieron al ritmo de la música, recordándonos siempre que es más lo que nos une que lo que nos hace diferentes.

Mi recomendación nuevamente: vivamos más los shows, es bueno grabar algo, un recuerdo, pero los teléfonos y las cámaras deben pasar a un segundo plano.

Sí a la música, sí a la vida, sí a los conciertos y sí a enamorarse de Bruno Mars. Gracias a todos aquellos que me leen, esto es para y por ustedes.

¡Que el 2017 nos llene de más shows y propuestas como estas! <3

Justin Cats.